¡Oferta!

Ten peor coche que tu vecino – PDF

9,90 2,50

 

La libertad financiera se mide en el número de años que podrías vivir si perdieses tu trabajo o si dejaras de tener ingresos. Entonces, ¿cuál es la tuya?Si tu respuesta no te hace sentirte especialmente libre, no te preocupes porque con este libro todo empezará a cambiar.A través de sencillos pero eficaces consejos, Ten peor coche que tu vecino te ofrece todas las claves que han servido al autor para disfrutar de una independencia de diez años. Por ejemplo, introduciendo el concepto de preahorro, ahorrando tus subidas de sueldo, tratando de no endeudarte innecesariamente, generando ingresos pasivos y, por supuesto, teniendo peor coche que tu vecino.¿Cómo hacer cada una de esas cosas? ¿Son realmente efectivas? ¿Qué hacer si tienes que endeudarte? Para aprender a hacerlo de forma sencilla, Luis Pita explica con numerosos casos reales y un lenguaje que huye de los tecnicismos cómo lograrlo. Sin necesidad de ahorros previos, sin tener una gran cantidad de dinero en el banco. Se trata de saber gestionar tus ingresos actuales para poder mirar al futuro y alcanzar la libertad que todos buscamos

  Consultar

Descripción

Ten peor coche que tu vecino

Presentación
01. El hombre gris
02. El secreto para ser feliz
03. Ahorrar no funciona, el secreto es preahorrar
04. El poder del interés compuesto
05. Libertad financiera
06. Construir tu libertad financiera
07. Ten peor coche que tu vecino
08. Preahorra al menos la décima parte de tu sueldo
09. Ahorra tus subidas de sueldo
10. No te endeudes
11. Y si necesitas endeudarte
12. Genera ingresos pasivos
13. Elige un buen asesor financiero
Mi sueño personal: haberte sido útil

Agradecimientos
Quiero expresar mi agradecimiento a Rodrigo Serrano, que ha estado en todas las fases del
nacimiento de este libro aportando ideas constructivas y grandes cantidades de sentido común; a
Noemí Camblor por su excelente revisión de estilo, y a Luis Ríos por sus comentarios y críticas a las
versiones preliminares del manuscrito.
También tengo una deuda de gratitud con los hermanos Verdugo por su calidad artística a la hora de
dar vida a los dibujos de Horacio.
Por último, una mención especial a Marta, a mi madre, a mi abuelo, a mi hermano y a toda mi familia
por ayudarme a plasmar en este libro el estilo de vida que compartimos en el día a día.
¡Muchas gracias a todos!

Presentación

Me llamo Luis, estoy casado y tengo un hijo, Alejandro, que de mayor quiere ser pirata.

He cumplido
35 años y mi libertad financiera es de diez años. Es decir, si mañana dejase de trabajar podría seguir
viviendo con mi nivel de vida actual durante la próxima década.
Esta libertad financiera me da seguridad. No tengo miedo a que un día de estos quiebre la empresa
donde trabajo, o que me ponga enfermo y no pueda recibir mi sueldo. Aunque pasase lo peor tengo
diez años para encontrar una solución, y esto me da mucha tranquilidad para afrontar el futuro.
Gracias a la libertad financiera que he construido estos años, puedo dedicarme a un trabajo que me
encanta. Además, me deja tiempo para mi familia y para emprender proyectos que me apasionan,
como escribir este libro. Me siento muy afortunado por trabajar por gusto, no por obligación.

En palabras de Schopenhauer: «feliz es el hombre que puede decir: mi día me pertenece».
Me han preguntado cientos de veces cómo puede llegar uno a esta situación tan tranquilizadora sin
ser el fundador de Google o recibir una herencia millonaria.
En estas páginas te voy a contar el secreto, no con fórmulas ni cifras complicadas, sino a través de
una historia.

01

El hombre gris

 

Sábado, 23.00 h
La cena ha estado muy bien. La verdad es que este restaurante es de lo mejor de la ciudad: aúna un
espacio moderno, el ambiente más chic y su famosa cocina de autor. Todo un lujo, no me puedo
quejar. Entonces, ¿por qué me ha dado una punzada en el estómago?
—Pues sí, como te lo cuento Sara, es un vecino rarísimo. Yo creo que es un agente secreto
o algo así. Mira siempre como muy profundo, ¿sabes?
—¿En serio crees que…?
—¡Ay, no sé! A mí me da cosa. Algo esconde y para eso tengo mucha intuición. Lo que yo
te diga: agente secreto o algo peor que no quiero ni pronunciar en alto. Horacio no quiere
verlo.
—¡Por Dios, Isabel, si nuestro vecino va en silla de ruedas! ¡Cómo va a ser agente de
nada! Deja ya al pobre hombre, no es muy sociable eso es todo. Además, nunca lo has
visto, cada vez que te digo que está en el rellano te escondes.
—¡Sí que lo vi! Un día que no estabas tú. Pero cariño, ¡qué mala cara tienes! ¿Te pasa
algo?
—No Isa… Nada.
Algo me pasa, pero no sé exactamente qué. O tal vez sí lo sé y no quiero reconocerlo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Ten peor coche que tu vecino – PDF”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡No hay más ofertas para este producto!

Consultas generales

Aún no hay consultas.